arrow-circle-down arrow-circle-left arrow-circle-up arrow-down arrow-left arrow-line-right arrow-right arrow-up ballon close facebook filter glass lock menu phone play point q question search target twitter
Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar
X

 Casa Patio sin Patio recoge los elementos más destacados ofrecidos por la tipología tradicional de la casa patio a través de una sensibilidad contemporánea. En este entendimiento, el patio pierde su connotación de estructura determinante que gravita sobre toda la casa y es sustituido por el conjunto de efectos arquitectónicos que produce. Reducido a un lucernario curvilíneo, el patio se considera formado por la creación de una atmósfera, por un modo de entrar en la casa, una cierta provisión de privacidad o un sistema de ventilación natural en lugar de una forma o espacio concreto.

 

 

 

La vivienda se sitúa en una zona residencial tipo ciudad jardín al pie de Sierra Morena. La parcela proviene de la segregación de la casa paterna, resultando especialmente alargada. A petición del cliente, la edificación se sitúa en su parte delantera para aprovechar al máximo el jardín trasero y con la casa anexa, aunque se quieren evitar también las visuales directas desde la calle de acceso. La fachada se configura como una gran curva ciega que envolverá al visitante en un cuerpo en dos alturas, ocultando la verdadera identidad de la casa. La fachada ciega tiene un gesto de amabilidad curvándose en el sentido vertical, y mostrando así su predisposición al acogimiento a pesar de su mutismo.

 

 

 

La planta baja flota ligeramente sobre el suelo con grandes cristaleras que introducen fragmentos vegetales del jardín en la propia casa. La presencia de la casa en el jardín es siempre sesgada y huidiza, y ni siquiera se presenta claramente como fachada trasera, ya que es siempre ambigua, como una incisión en el jardín. Reflejos y efectos visuales configuran la estancia principal de la casa. Las maderas oscuras compensan las aperturas extensivas sobre el jardín, creando zonas confortables de carácter más recogido.

 

 

 

En su salida por la cocina la casa se encalla en tierra, haciendo descender una cubierta terrosa, salpicada de terrones y pedruscos, que se desarrolla desde los ventanales de los dormitorios que miran a la Sierra, sobre todo el salón de la casa. Desde los dormitorios en planta alta, el enlace visual con Sierra Morena es también un acercar el paisaje, buscarle una continuidad física y táctil, procurando que el paisaje deje de ser aquello lejano y melancólico que nunca podremos tocar o abrazar. La terraza terrosa sobre la planta baja tiene la misión de configurar este paisaje tangible.

 

 

 

En el cuerpo de dos plantas el lucernario deja resbalar la luz por la fachada curva, matizada por la subestructura que la porta y dando una sensación entre industrial y doméstica, como la trasera de una pantalla de cine. Este espacio se podrá ocupar como lugar almacenamiento de objetos, como una estantería por completar y entre cuyas oquedades se dejará pasar la luz; sentido que puede propiciar un vínculo muy fuerte entre la casa y el que la habita, entre la forma de entrar la luz y la historia del almacenaje de los objetos.

  • Información
  • Autoría

    Clasificación / Tipología

    Edificación

    Ubicación

    c. Roma 22 bis
    14012 Cordoba
    CÓRDOBA | ESPAÑA

    Otra información

    Fecha Terminación: Diciembre 2008

    Agentes

    Arquitectos técnicos: Rafael Pérez Morales

    Asesoría jurídica: Ignacio Martínez Lagares

    Contratista: Juan Cordobés SL

    Fotografía: Jesus Granada Fernandez

    Promotor: Ignacio Martínez Lagares y Josefina Priego

Galería realización

Participaciones en arquia / próxima

III Edición 2010-2011