arrow-circle-down arrow-circle-left arrow-circle-up arrow-down arrow-left arrow-line-right arrow-right arrow-up ballon close facebook filter glass lock menu phone play point q question search target twitter
Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar
X

La nueva imagen para la Plaza de Séneca refleja el espíritu de las nuevas políticas medioambientales y de la construcción del espacio público contemporáneo.

La actuación plantea invertir el destino de la Plaza. La sustitución del ya proyectado parking, de 3 sótanos y 6509m2 de huella, por otro automatizado, de 54m de altura y 490m2 de huella, permite liberar una superficie de 6000m2 para la aparición de un bosque natural en la zona centro.

La imagen de la nueva plaza se cierra con una gran pantalla digital de 70x54m que no sólo inundará la ciudad de imágenes diversas (escenarios, retransmisiones en directo, información ciudadana, etc) sino que monitorizará datos del balance energético de la ciudad de Alicante en tiempo real. Actuará, pues, como concienciador social informando de las emisiones de CO2 derivadas del tráfico y el consumo eléctrico.     

Nuevas políticas medioambientales

De una manera lenta pero imparable, nos hemos sumergido de lleno en una nueva etapa de la historia de nuestras ciudades. Si a principios del s.XX lo fundamental era la salud de las mismas, ahora lo es la salud de la naturaleza.

En 2007, la mitad de la población humana ya habitaba en ciudades de más de un millón de habitantes, las cuales consumen más del 80% de los recursos agotables del planeta. De la misma manera, son responsables del 75-80% de las emisiones de CO2 que produce el hombre, constituyendo la principal causa del calentamiento global.

Podemos decir que las ciudades han conseguido ser parte del problema. Sin embargo, no son, todavía, parte de la solución. La batalla por resolver esta crisis está, de hecho, en territorio urbano.

La construcción de aparcamientos en altura automatizados ejemplifica a la perfección los nuevos mecanismos de sostenibilidad medioambiental. Se reduce, por una parte, los gastos derivados de extracción y transporte de tierras. El subsuelo no se altera, por lo que permite tanto la plantación de árboles como la permeabilidad del subsuelo.

Por otra parte, su estructura metálica es mucho más ligera así como desmontable y, sobre todo, reciclable. Su funcionamiento mecánico puede ser, perfectamente, a partir de energías renovables. En este caso, tanto la cubierta como la fachada sur dispondrán de placas solares fotovoltaicas en toda su superficie, garantizando en un 30% la demanda eléctrica de la plataforma aparcadora.

En definitiva, la comparativa entre ambas maneras de entender la construcción de aparcamientos nos lleva a entender la automatizada sobre rasante no sólo como la más económica, sino la que tiene una repercusión más positiva sobre el medio ambiente.

La construcción del espacio público contemporáneo

La arquitectura necesita mecanismos que le permitan vincularse con la cultura. Para lograrlo, aprovecha continuamente las fuerzas que conforman la sociedad como material de trabajo. Y por ello, su materialidad es compleja, compuesta por fuerzas visibles e invisibles. La arquitectura evoluciona en base a nuevos conceptos que le permiten vincularse con esas fuerzas y manifestarse en nuevas composiciones estéticas y nuevos afectos. Son estos nuevos afectos los que nos permiten establecer nuevas relaciones con la ciudad.

Farshid Moussavi

Picadilly Circus, en Londres, y Bryan Park, en Nueva York, explican por separado la magia del espacio público contemporáneo.

Las imágenes inundando la cotidianeidad de miles de ciudadanos ayudan a entender el espacio público como la proyección del espacio doméstico sobre lo social. Actividades asociadas, típicamente, al salón de casa pasan a situarse de manera grupal en la plaza del barrio. Durante el día, los reflejos distales de la ciudad de Alicante definirán su imagen. De noche, serán imágenes virtuales de publicidad, paisajes lejanos, información de eventos, retransmisiones deportivas, etc las que darán vida a este nuevo entorno.

Por otro lado, el umbral boscoso de Bryan Park permite crear no sólo un ambiente húmedo y fresco perimetral sino, sobre todo, un entorno aislado del “mundanal ruido” a modo de claro de bosque. Su sencilla definición constructiva, tan sólo un tapiz verde, permite que cualquier usuario invente su manera de utilizar este espacio: desde partidos de fútbol, hasta veladas de pic-nic pasando por las peculiares actividades infantiles así como momentos de retiro espiritual.

2 momentos, 2 arquitecturas que construyen la nueva imagen del espacio público contemporáneo.

Galería realización

Participaciones en arquia / próxima

IV Edición 2012-2013
III Edición 2010-2011
II Edición 2008-2009