arrow-circle-down arrow-circle-left arrow-circle-up arrow-down arrow-left arrow-line-right arrow-right arrow-up ballon close facebook filter glass lock menu phone play point q question search target twitter
Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar
X

Partiendo de la base de que no se puede hablar de viviendas de nueva construcción autosuficientes energéticamente sin un dispendio técnico y económico considerable, y por tanto no podemos asociar la idea de vivienda bioclimática a una construcción basada exclusivamente en mecanismos pasivos de control térmico. Sino en una simbiosis más o menos conseguida en la que se trata de acordar todos los elementos intervinientes en el proceso proyectual y constructivo, activos y pasivos, para lograr una vivienda con niveles de confort óptimos, y niveles de ahorro energético importantes. Todo ello en perfecto acuerdo con las ideas puramente proyectuales y poéticas de la arquitectura, desterrando el tópico de que la arquitectura bioclimática es fea, o condenada a aparatosas soluciones constructivas que nunca funcionan como se proyectan.
Por tanto nosotros planteamos una arquitectura que atiende a sus condiciones climáticas y las coloca en la propia idea de proyecto acordándolas con los demás aspectos de la idea generadora de los espacios. Son más eficaces muchas veces decisiones a cerca de la orientación de la vivienda, vegetación, dimensiones y orientación de huecos, etc, que complicados sistemas técnico-constructivos de captación, o reflexión térmica, etc,
El proyecto trata de viviendas generosas de espacios de sombra, de sol, de luz, donde estar, donde protegerse, donde relacionarse, …


La propuesta está concebida como un conjunto abstracto, con la intención de destacar en una periferia tan impersonal, y nace desde la búsqueda de una orientación sur y de cómo hacer que todas ellas participen de la misma. Se trata de una arquitectura nacida de la relación con el patio y de las trasparencias interior-exterior, estableciéndose unas secuencias de espacios ambiguos -cubiertos-descubiertos, interiores-exteriores, soleados-en sombra- que propician una infinitud de posibilidades de maneras de utilizarlos a lo largo del año, en función de las condiciones climáticas y las necesidades de uso de cada habitante. De igual modo estos espacios se prestan a la transformación de la vivienda recogiendo las necesidades de cada propietario, dado que las parcelas no agotan la edificabilidad permitida y responden a un programa de V. P. O. muy estandarizado donde se limita la superficie útil a  noventa metros cuadrados, el diseño de la vivienda asume su propia transformación a lo largo del tiempo y esboza ya en su concepción original la manera fácil y barata de ampliarla o transformarla.

Con una latitud de 39° Norte, y una longitud de 3° 20´Oeste, se encuentra la localidad de Membrilla con una extensión de 143,9 Km2, con una altitud de 657 m. respecto al mar. Se encuentra limitado al noroeste de Manzanares, al suroeste de Valdepeñas, y al este con la Solana, y San Carlos del Valle. En este enclave geográfico, en la extensión noroeste del pueblo de Membrilla se sitúa el solar objeto del proyecto. La topografía del lugar es plana, situándose el pueblo y por tanto el solar en una gran llanura sin ningún tipo de accidente holográfico, con una diferencia de cota máxima de 0.70 metros el solar tiene una extensión de 5854.83 m2, lindando al norte con la calle Alfonso X el sabio, al sur con la calle Juan XXIII, al oeste con una calle de nueva apertura y al este con una propiedad particular. El terreno se encontraba prácticamente libre de construcciones y o vegetación de entidad, por lo que sumado a su enclave en la llanura permite amplios campos. Esta zona se caracteriza por tener considerables variaciones de temperatura; la variación anual de temperaturas medias mensuales es de 18.8 ºC entre verano e invierno. Las oscilaciones diarias de temperatura son también considerables, mas acusadas en verano (17.4 ºC) que en invierno (9.8ºC).

Las temperaturas medias de invierno sin ser extremas son relativamente frías, lo cual implica la necesidad de un sistema de calefacción que complemente las aportaciones energéticas de soleamiento, más aún en días de nula insolación y noches.  Teniendo en cuenta que nuestra edificación tiene un factor de forma reducido, un correcto aislamiento térmico y una orientación con grandes huecos al sur, optimizada desde el punto de vista del diseño para conseguir un aporte energético por insolación directa, el sistema de calefacción se proyecta como complemento para conseguir el optimo funcionamiento higrotérmico de la vivienda produciéndose un consiguiente ahorro de energía.

Las temperaturas medias de verano son calurosas, lo cual implica la necesidad de una correcta protección del soleamiento, sobre todo en horas del mediodía, esta protección se realiza de forma natural por el propio diseño de la vivienda ya que los ventanales a sur aparecen protegidos contra la incidencia de los rayos altos de sol (en verano al medio día), mientras que favorece la incidencia directa de los rayos en invierno en que la inclinación de los mismos es menos acusada. No se considera necesaria la previsión de sistemas de refrigeración activa o pasiva en el edificio, ya que no se producen grandes cargas térmicas internas en nuestro edificio. Además se prevén sistemas de protección solar, con la colocación de protecciones de lamas orientables en los grandes huecos a sur, una  elevada masa térmica en las zonas donde la incidencia solar es máxima en verano, esto es en la cubierta, que se soluciona con una cubierta plana ajardinada ecológica de mínimo mantenimiento y gran inercia térmica y renovación natural del aire interior, con ventilación cruzada en todas las estancias que cuentan con dos ventanas enfrentadas este-oeste, el salón además al estar conectado con el hueco de la escalera dispone de de dos grandes huecos de ventilación superior-e inferior favoreciendo por efecto chimenea la recirculación de aire fresco proveniente de los patios de planta baja en sombra, esta ventilación cruzada se favorece sobre todo en horario nocturno (free-cooling con temperaturas exteriores en torno a 16ºC).

Como se aprecia en su sección transversal cada una de las viviendas se “agacha” para permitir la entrada de los rayos de sol en invierno, así mismo el núcleo de escalera se convierte a su vez en filtro de protección solar en verano donde los rayos inciden verticalmente, mientras que en invierno es un captador de energía directa del sol, favoreciendo por efecto invernadero un aporte cuantioso de energía.

En planta primera la vivienda se cierra en torno al patio a sur para favorecer la captación de energía por insolación en cambio en planta baja el patio es corrido intercalándose patios verticales y horizontales (zonas al aire libre cubiertas) que son los verdaderas estancias vivideras de la vivienda en este tipo de clima con una temperatura agradable en la mayor parte del año, además en verano constituyen espacios de sombra que protegen el resto de estancias y favorecen la circulación del aire en esa concatenación de espacios sol y sombra, interior-exterior, tomados de una arquitectura tradicional y rural, como es esta y que a la postre son tanto o más usados que las propias estancias.

  • Información
  • Autoría

    Clasificación / Tipología

    Edificación

    Ubicación

    C/ Alfonso x
    13230 MEMBRILLA

    Otra información

    Fecha Terminación: Julio 2008

    Agentes

    Arquitectos técnicos: Vicente Zamora Marín

    Contratista: ACSA SORIGUÉ

    Estructuras: ACSA SORIGUÉ

    Fotografía: JAVIER CALLEJAS

    Instalaciones: ACSA SORIGUÉ

    Promotor: GICAMAN

Galería realización

0 comentarios


No hay comentarios ni valoraciones para este producto.
¡Sé el primero en comentar y valorar!