arrow-circle-down arrow-circle-left arrow-circle-up arrow-down arrow-left arrow-line-right arrow-right arrow-up ballon close facebook filter glass lock menu phone play point q question search target twitter
Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar
X
  • PEQUEÑO JARDÍN EN PARLA

    MADRIL
    / CLORO
  • PEQUEÑO JARDÍN EN PARLA

    MADRIL
    / CLORO
  • PEQUEÑO JARDÍN EN PARLA

    MADRIL
    / CLORO
  • PEQUEÑO JARDÍN EN PARLA

    MADRIL
    / CLORO
  • PEQUEÑO JARDÍN EN PARLA

    MADRIL
    / CLORO

JUGANDO EN UN ESTANQUE CONGELADO

“El jardín de los peces”

 Situado en la esquina Noreste de la parcela del Polideportivo Municipal Avenida Parque Juan Carlos I, se plantea un jardín de 1278m2 donde predominan los materiales inertes sobre los vivos, y donde las especies vegetales de poco consumo hídrico se adecuan tanto al lugar y al clima como a la idea y propósito del proyecto.

Como trabajos previos, se demuelen los muros  que dividían las antiguas pistas de padel y la valla de cerrajería que las separaba del resto del polideportivo, y se sanea el pavimento existente solo en la zona de la futura canasta donde se dispondrá hormigón pulido verde. También de demolerá un pequeño área de la solera y pavimento existente para la disposición de una plantación. El resto se conserva, tanto iluminación como resto de pavimentos y cerrajería a la calle.

Como materiales inertes se utilizan: corteza de pino, gravilla de garbancillo color ocre, hormigón pulido verde y diferentes pinturas resistentes a la abrasión, estando entre ellas la pintura fosforescente de las hondas del agua ficticia.

Como materiales vivos habitan los árboles existentes al Este junto al cierre de parcela, y se incorporan las siguientes especies: Estipa (Festuca glauca), Espliego (Lavandula oficinales), y Gayuba (Arctostaphylos uva-ursi).

Se realiza un aporte de tierras para la conformación de unos montículos perfilados sobre la solera existente, siendo al menos los últimos 30cm de estos de tierra vegetal para su posterior plantación con Gayuba, cuyas raíces retendrán y asegurarán la forma de dichas elevaciones. Con esta operación se consigue volumen vegetado sin tener que demoler el pavimento existente, siendo visible el jardín desde más puntos.

Al final del  corredor que discurre entre las pistas de Sur a Norte, se dispone un rodal de Espliego, como remate final, con la nota del color morado de su flor.

Bordeando el “agua” del estanque ficticio que sería el hormigón pulido verde, donde se juega al baloncesto,  crecen las Estipas, sobre una cama de corteza de pino.

Las pinturas sobre el hormigón pulido son peces y hojas y flores de nenúfar vistos en planta, realizados con plantillas o serigrafía, y las circunferencias que representan las ondas del agua se pintan con pintura fosforescente de manera que brillen en la noche cuando apaguen las luces, extendiéndose éstas incluso a la vertical del cierre Norte.

Como resultado se obtiene un lugar para el juego no reglado, para descansar, o simplemente para ser observado, tanto desde las pistas colindantes del propio polideportivo como desde la calle. Es un espacio fluido y accesible a pesar de estar en una esquina de la parcela, y por tanto tan susceptible de ser utilizado como el resto de lugares.

Galería realización

Participaciones en arquia / próxima

V Edición 2014-2015
IV Edición 2012-2013
III Edición 2010-2011
II Edición 2008-2009