arrow-circle-down arrow-circle-left arrow-circle-up arrow-down arrow-left arrow-line-right arrow-right arrow-up ballon close facebook filter glass lock menu phone play point q question search target twitter
Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar
X
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE
  • Casa con dos caras

    SANTA CRUZ DE TENERIFE

La vivienda presentaba un estado ruinoso debido el abandono sufrido durante décadas. Su composición era sencilla y su fachada, de estricta simetría, mostraba aún la dignidad de una vieja casa del siglo XVIII. La casa había tenido muchas vidas y en esas vidas había sido transformada y ampliada… a veces herida.

Una joven pareja con dos niñas la eligió y la rescató de la ignominia.

Así, se proyectó la conservación de la primera crujía de la edificación, que sería rehabilitada, el resto, carente de valores reseñables, sucumbió bajo la pala mecánica. Un nuevo patio articularía la parte histórica con la inédita.

El patio se convierte en el elemento protagonista de la casa de Cabrera Pinto, permitiendo la comprensión temporal y espacial de la misma.

Los gruesos muros de la parte añeja, recibieron una nueva estructura de madera. Tanto en la moderna estructura del suelo como en la armadura de cubierta, se respetaron las sabias disposiciones y escuadrías de los elementos lignarios que habían sido vencidos por el tiempo.

Las tejas que se encontraban en buen estado fueron dispuestas como cobijas, manteniendo la homogeneidad cromática del tejado y la noble pátina que otorgan las estaciones.

Los muros cuentan historias, los recientes enfoscados que los cubrían fueron picados y descubrieron su composición y texturas. Las tramas de los sillares de tosca, de los ladrillos cerámicos y de los anchos muros de piedra y barro se hicieron presentes. La luz debía revelar sus volúmenes.

El patio actúa como una linterna que permite la iluminación natural de la casa, contrarestando la umbría consecuencia de su posición entre edificios de mayor altura y su desarrollo en profundidad.

La dualidad que se produce entre los dos momentos históricos presentes en la edificación, pretende ser un diálogo respetuoso entre ambos. La humildad del pasado y la sencillez del presente. Respeto.

La casa tiene hoy dos caras, dos fachadas que responden a sus tiempos. Una nueva oportunidad.

Alejandro Beautell, arquitecto.

 "La búsqueda de la Modernidad nos llevó a descubrir nuestra antigüedad ...

Inesperada lección histórica que no sé si todos han aprendido: entre tradición y modernidad hay un puente. Aisladas, las tradiciones se petrifican y las modernidades se volatilizan; en conjunción, una anima a la otra y la otra le responde dándole peso y gravedad".

 Octavio Paz

  • Información
  • Autoría

    Clasificación / Tipología

    Rehabilitación

    Ubicación

    Calle Cabrera Pinto, 10
    38201 La Laguna, centro histórico | San Cristóbal de La Laguna
    SANTA CRUZ DE TENERIFE | ESPAÑA

    Otra información

    Fecha Inicio: Mayo 2011
    Fecha Terminación: Marzo 2012

    Agentes

    Arquitectos técnicos: Eloy Fernández

    Constructor: Construcciones Expósito

    Fotografía: Efraín Pintos

Participaciones en arquia / próxima

IV Edición 2012-2013