arrow-circle-down arrow-circle-left arrow-circle-up arrow-down arrow-left arrow-line-right arrow-right arrow-up ballon close facebook filter glass lock menu phone play point q question search target twitter
Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar
X

Premio arquia/próxima 2020

25 octubre 2020

AMAO estudio, formado por Ander Bados Sesma y Maria Montenegro Vazquez ha obtenido el premio Arquia Próxima dotado con 15.000 euros por la obra “Vivienda para maestros en la comunidad campesina de Llullucha, Cuzco “. El jurado ha decidido premiar la propuesta por suponer un acto de generosidad al aportar un cambio cualitativo a las condiciones sociales de las comunidades en las que se inserta, destacando el respeto por el paisaje, así como la aplicación e ingenio en el uso de las tipologías, técnicas, materiales y conocimiento local en el proyecto. Por último, se destaca el carácter humanista de la arquitectura y la perspectiva intelectual aplica.

Este premio se otorga a la mejor realización de la bienal. En esta edición, el jurado ha decidido premiar la obra “Vivienda para maestros en la comunidad campesina de Llullucha, Cuzco” de AMAO ESTUDIO (Ander Bados Sesma y Maria Montenegro Vazquez ) realizada para los profesores que tenían que trasladarse diariamente desde Cuzco ciudad hasta Llullucha. El recorrido les suponía cinco horas diarias y muchas veces afectaba a las horas lectivas de los 169 estudiantes de la única escuela existente en la comunidad. La vivienda se adapta a la tipología existente del lugar y se nutre de técnicas vernáculas trabajadas exclusivamente con mano de obra local. Carpinteros expertos en trabajar la copaiba y locales experimentados en la construcción de techos de adobe, carrizo y teja. La tierra en la que viven y los recursos naturales están directamente ligados a su identidad. Conservar estas tradiciones que tienen origen en un patrimonio y legado histórico hacen que el mayor cambio a realizar, sea el de mantener. El jurado ha decidido premiar la propuesta por suponer un acto de generosidad al aportar un cambio cualitativo a las condiciones sociales de las comunidades en las que se inserta, destacando el respeto por el paisaje, así como la aplicación e ingenio en el uso de las tipologías, técnicas, materiales y conocimiento local en el proyecto. Por último, se destaca el carácter humanista de la arquitectura y la perspectiva intelectual aplicada a una arquitectura aparentemente sencilla y a la misma vez compleja.

 

El premio se entregó en el marco del VII festival arquia/próxima: Punto de inflexión que tuvo lugar el pasado 22 de octubre. 

Puedes ver el Festival en diferido AQUI.