arrow-circle-down arrow-circle-left arrow-circle-up arrow-down arrow-left arrow-line-right arrow-right arrow-up ballon close facebook filter glass lock menu phone play point q question search target twitter
Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar
X

Propuesta para el futuro parque escultórico de Murcia

Propuesta para el concurso de escultura pública monumental para el desarrollo escultórico-artístico del futuro Parque de Levante de la ciudad de Murcia.

PAUSA. El crecimiento no es el fin último. Los límites del crecimiento deberían estar en la búsqueda de un estado de equilibrio donde las necesidades de cada individuo sean satisfechas. Los procesos de crecimiento se pueden medir en lo que se va dejando atrás. Ante esto, establecemos un espacio de pausa, estático temporalmente, generado a partir del diálogo y que pretende recuperar las relaciones perdidas en este proceso de expansión.”

No es si no en momentos de constante cambio, rapidez y pérdida de valores propios cuando más hace falta una pausa. La tendencia al crecimiento constante, como fin último de la organización humana y la incapacidad del planeta para absorber el volumen de demanda exige una parada, un momento cero en el que reflexionar y dialogar.

 

En el informe Los límites del crecimiento se apuntaba que el estado de equilibrio debería ser diseñado de manera que las necesidades de cada individuo sean satisfechas, y que cada uno tenga iguales posibilidades de realizar su propio potencial humano. No puede haber un crecimiento poblacional, económico e industrial ilimitado en un planeta de recursos limitados. Es necesario crear un estado estacionario, de crecimiento cero, con el que evitar el futuro colapso.

 

El crecimiento ilimitado se mide en lo que se va dejando atrás. El despoblamiento del mundo rural y la tendencia a formas de vida cada vez más homogéneas son propias de la aldea global de Marshall McLuhan, donde la sobrecarga informativa nos hace partícipes de personas y hechos distantes tanto espacial como temporalmente, mientras que no tenemos la misma consideración por lo que nos rodea. Nos olvidamos de que esa información es parcial y fue elegida entre muchísima otra y que son las consecuencias socioculturales de una comunicación inmediata y mundial estimulada por los medios electrónicos de comunicación.

 

Las cuarenta y dos casas afectadas por el nuevo parque se convierten en símbolo de ese crecimiento. Son el reflejo de la interacción entre economía, tecnología, medio ambiente y política y su impacto. Diálogo es una porción de ese impacto que se presenta como el espacio democrático en el que comunicarse da lugar a diferentes situaciones. Al igual que la manera de proceder del Consejo de Hombres Buenos, su formalización será resultado de la construcción participativa entre los dueños de las viviendas expropiadas y los usuarios del parque. La configuración final surgirá de la toma de decisiones entre los constructores, la colocación del catálogo de restos de tejas, paredes, azulejos y pizarra de las viviendas desaparecidas.

 

La delimitación del terreno abarcado por Diálogo corresponde a 1/5 de tahúlla y los espacios generados en su interior se articulan en 10, 6 y 2 daras. Lo concreto y personalizado ha sido sustituido por lo abstracto y especulativo. El sistema de medidas que tradicionalmente se usó en las tierras murcianas se basaban en la lógica de la experiencia humana directa y por este motivo los espacios delimitados con sus múltiplos serán más humanos y fácilmente comprensibles.

 

La riqueza y multiplicidad de significados del concepto de límite tiene su origen en el simple acto de marcar un límite. Asumiendo la retícula de la huerta de Murcia y la forma de una superficie que se eleva sobre el terreno, Diálogo es propuesto como estado estacionario así como de límite absoluto. Marcar el terreno y trazar el límite no son solo las formas primordiales de establecer el problema de forma, pero sus consecuencias alcanzan la posibilidad de la coexistencia entre las personas, y da fuerza a formaciones de todo tipo.

 

Proponemos un espacio de pausa generado a partir del contacto entre los usuarios que recrea los espacios de reunión del Consejo de Hombres Buenos

 

. Un lugar para la reflexión y el diálogo que es suelo, asiento y mesa. Recuperar la relación entre personas y naturaleza, entre personas, entre lo concreto y personalizado y lo abstracto y especulativo. Pretendemos establecer una alternativa a la manera de actuar de la sociedad actual, decantándose por congregar en vez de disgregar y tocar en vez de evitar.

 

Bibliografía

 

VELASCO PIÑA, Antonio. (2012) El retorno de las Águilas y los Jaguares. Editorial Punto de lectura.

INIESTAS GONZÁLEZ, José Emilio. (2001) Pesos y medidas tradicionales de la Región de Murcia. Revista Cangilón. núm. 23.

Los límites del crecimiento. 30 años después, Galaxia Gutenberg, ISBN: 84-8109-601-6

MCLUHAN, Marshall. (1962) The Gutenberg Galaxy: The Making of Typographic Man. University of Toronto Press.

VITTORIO AURELI, Pier, TATTARA, Martino (DOGMA) (2007) STOP CITY. Hypothesis for a non-figurative architectural language for the city.

http://socks-studio.com/2011/07/10/stop-city-by-dogma-2007-08/

SEN, Amartya K. (2000). Desarrollo y libertad. Editorial Planeta. ISBN 978-84-08-03524-4.

TORRES FONTES, Juan (1959). Medidas de superficie y de valoración en el repartimiento de Murcia. Revista Murgetana núm. 12.

Participaciones en arquia / próxima

VII Edición 2018-2019
VI Edición 2016-2017