arrow-circle-down arrow-circle-left arrow-circle-up arrow-down arrow-left arrow-line-right arrow-right arrow-up ballon close facebook filter glass lock menu phone play point q question search target twitter
Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar
X
  • El BlocOnze de Can Batlló

    BARCELONA
    / LaCol
  • El BlocOnze de Can Batlló

    BARCELONA
    / LaCol
  • El BlocOnze de Can Batlló

    BARCELONA
    / LaCol
  • El BlocOnze de Can Batlló

    BARCELONA
    / LaCol
  • El BlocOnze de Can Batlló

    BARCELONA
    / LaCol
  • El BlocOnze de Can Batlló

    BARCELONA
    / LaCol
  • El BlocOnze de Can Batlló

    BARCELONA
    / LaCol
  • El BlocOnze de Can Batlló

    BARCELONA
    / LaCol
  • El BlocOnze de Can Batlló

    BARCELONA
    / LaCol
  • El BlocOnze de Can Batlló

    BARCELONA
    / LaCol
  • El BlocOnze de Can Batlló

    BARCELONA
    / LaCol

Can Batlló es un recinto fabril situado en el distrito de Sants, Barcelona. A lo largo de estos años el vecindario y sus entidades se ha organizado como plataforma para reivindicar la transformación de Can Batlló en los equipamientos y zonas verdes que definió en 1976 el Plan General Metropolitano (PGM) de Barcelona. El 11 de junio de 2011, frente la parálisis del proceso, después de un intenso proceso de movilización social, el vecindario consigue poner un primer pie en el recinto, todavía privado, y obtener la cesión de una nave para tirara adelante un primer equipamiento socio cultural auto gestionado: el BlocOnze de Can Batlló 

“Si en junio de 2011 las máquinas excavadoras no están dentro del recinto de Can Batlló, entraremos nosotros y empezaremos a construir el espacio público y los equipamientos que necesitamos”, dijimos los vecinos de Sants a la regidora del distrito, que se rió. Era enero de 2010 (34 años después que el PGM definiera el ámbito del recinto de Can Batlló como área de equipamientos y zona verde). Detrás de esta afirmación comienza un movimiento reivindicativo particular, una cuenta atrás, tic tac, tic tac, marcaba el reloj. La cuenta atrás se desarrolla “in crescendo” con la estrategia de fortalecer y legitimar el movimiento y con el soporte de múltiples asociaciones y movimientos sociales del barrio y la ciudad. A menos de una semana de la fecha señalada para la ocupación vecinal, el Ayuntamiento, debido a la presión social y la alta repercusión mediática, cede el uso de una nave de Can Batlló a la Plataforma Can Batlló és pel barri como equipamiento social gestionado por los vecinos y vecinas de Sants y, el 11 de junio de 2011 celebramos que, con la apertura de una parte del recinto para uso público comienza, una nueva etapa en el proceso de rehabitar Can Batlló.

Desde LaCol creemos en una manera de transformar la ciudad a partir de la participación activa de la gente que la habita y la acción directa y propositiva de ésta para promover e inducir cambios y transformaciones. Una acción política, colectiva y voluntaria que se articula a partir de la cooperación y trabajo conjunto entre individuos, colectivos, asociaciones, plataformas, etc. que comparten inquietudes e intereses y que, analizando, debatiendo, aprendiendo y compartiendo conocimiento definen propuestas para la propia ciudad.

La lucha por recuperar el recinto fabril de Can Batlló es un proceso de muchos años llevado a cabo por el movimiento vecinal y asociativo del barrio de La Bordeta en Barcelona. Nos implicamos en el proceso a finales de 2009 a partir de conocer el entorno donde se encuentra nuestro local de trabajo y tejer afinidades con la gente y el movimiento vecinal y asociativo del barrio. Nos sumamos como una pieza más del movimiento social urbano aportando criterios para el análisis y la definición de objetivos y estrategias, herramientas para definir y comunicar ideas mediante el dibujo, la representación gráfica, etc. e introduciendo elementos para el debate y el análisis crítico del proceso de transformación urbana. En este sentido, a lo largo de éste período hemos trabajado en la elaboración de un estudio histórico del recinto, poniéndolo en valor como elemento singular del patrimonio histórico industrial de la ciudad; hemos estudiado y analizado el contexto actual des del punto de vista urbanístico, social, económico; hemos trabajado en la difusión de la problemática a escala de ciudad y, finalmente, hemos fomentado el debate y la discusión en torno la transformación del recinto mediante la organización de jornadas de debate, convocando a personas expertas en distintos ámbitos (académicos, profesionales y vecinos) que han aportado distintas miradas sobre la cuestión y han dado herramientas para construir una mirada crítica sobre la propuesta actual y a la vez plantear alternativas a la situación de estancamiento del proceso de transformación de Can Batlló.

El BlocOnze

Actualmente, LaCol participa en el BlocOnze desde la comisión de diseño del espacio, interviniendo principalmente en la biblioteca y el espacio de encuentro, siendo otras comisiones las encargadas de renovar el auditorio y el primer piso. Definimos el proyecto arquitectónico global a partir las necesidades espaciales del programa de usos acordado colectivamente, las características de los distintos espacios que lo integran y, en coordinación con la comisión de infraestructuras, establecemos las estrategias y prioridades de rehabilitación. La propia construcción del edificio (nave industrial de principios del siglo XX con pilares y jácenas de forja y fachadas de ladrillo), su memoria y la de los usos que tuvo en el pasado (fábrica de tejidos), son ingredientes presentes a la hora de definir las intervenciones a realizar. En la adecuación del edificio se busca el coste mínimo y la reutilización de los propios materiales del edificio u otros materiales reciclables. Desde LaCol se coordinan las obras de rehabilitación, las cuales se están llevando a cabo a partir del trabajo voluntario de los vecinos y vecinas usuarios del espacio, en el día a día y especialmente los sábados en jornadas de trabajo colectivas, y mediante un equipo de profesionales dentro de un plan ocupacional de seis meses financiado por una empresa municipal. De forma puntual, ha intervenido en las obras de restauración de la envolvente (cubierta y algunas ventanas) una constructora contratada por el Ayuntamiento.

La biblioteca

La biblioteca era uno de los equipamientos más largamente demandados ya que la Bordeta era de los pocos barrios de Barcelona sin tener una. Así que fue el primer espacio que se decidió habilitar en una de las áreas en mejor estado y más accesibles. Fue necesario vaciar toda la sala de las grandes estructuras metálicas para palets, construir un baño nuevo y una nueva entrada posterior. También se cortó el forjado del altillo para permitir la entrada de luz recuperando ventanas que habían quedado inutilizadas. Esto generó la necesidad de nuevas barandillas que se diseñaron economizando materiales (hilos encontrados en la misma nave) y con las habilidades que poseían los voluntarios que tenían que construirlas (trabajo con madera y hierro). Se creó una gran puerta de acceso con puertas y ventanas recuperadas y se construyeron bancos reutilizando palets.

Vecinos y vecinas se empezaron a organizar, incluso antes de la entrada a Can Batlló, para recoger libros hasta conseguir un fondo de más de 15.000 volúmenes gracias a donaciones que voluntarios catalogan y cuyo préstamo se encargan de controlar. A día de hoy la biblioteca abre de lunes a sábado.

Espacio de encuentro

La zona de entrada destaca por una barra equipada con una cocina móvil, realizada completamente con materiales reutilizados. La mayor parte de la madera procede del falso techo de la fábrica original que se desmontó en planta primera.

Este espacio duplicó su superficie en 2013 al anexarse una sala contigua. Esta operación permitió la construcción de una escalera-grada que conecta con el primer piso y resuelve las circulaciones de todos los espacios del equipamiento, que a su vez sirve como escenario para actos de pequeño formato del bar. La grada-escalera se realizó gracias a una beca de cooperación del Colegio de Arquitectos y se llevo a cabo entre personas voluntarias, un plan ocupacional de Barcelona Activa y la constructora del Distrito de Sants-Montjuïc.

  • Información
  • Autoría

    Clasificación / Tipología

    Acción política social

    Ubicación

    Constitució 19
    08014 Barcelona
    BARCELONA | ESPAÑA

    Otra información

    Fecha Terminación: Junio 2013

    Agentes

    Colaboradores: Barcelona Activa
    Districte Sants-Montjuïc

    Promotor: Assemblea del BlocOnze

  • Premios y distinciones
  • Mención especial en los Premis Ciutat de Barcelona 2012
    3r Premio del festival Eme3 (2012)
    Beca de investigación del CoNCA (Consell de les Arts de Catalunya)
    Beca de cooperación del Col·legi d'Arquitectes de Cataluyna 2012

Construcción la grada-escalera

La grada escalera terminada

Barra para el bar

Puerta para la biblioteca

Participaciones en arquia / próxima

VII Edición 2018-2019
VI Edición 2016-2017
V Edición 2014-2015
IV Edición 2012-2013 [Seleccionada]