arrow-circle-down arrow-circle-left arrow-circle-up arrow-down arrow-left arrow-line-right arrow-right arrow-up ballon close facebook filter glass lock menu phone play point q question search target twitter
Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar
X
  • Guía de referencia para la re_naturalización de los espacios.

    Otros
  • Guía de referencia para la re_naturalización de los espacios.

    Otros
  • Guía de referencia para la re_naturalización de los espacios.

    Otros
  • Guía de referencia para la re_naturalización de los espacios.

    Otros
  • Guía de referencia para la re_naturalización de los espacios.

    Otros

Guía de referencia para la re_naturalización de los espacios.

Los espacios construidos y que habitamos habitualmente son el reflejo de un mecanismo de actuación "tradicional", que actúa desde el beneficio económico para grandes corporaciones y para cubrir los déficits de vivienda en las ciudades, desafortunadamente en la mayoría de los casos pocas consideraciones éticas, estéticas o ecológicas, construyendo así grandes superficies de hormigón y tabique. La ciudad de Nueva York ha revertido esta tendencia, con propuestas de recuperación de estructuras existentes para su reforestación, considerándose una ciudad biofílica[1][2] y que cuenta con el programa público PlaNYC [3], que implica a colaboradores, agencias, organizaciones y ciudadanos a reconvertir completamente la ciudad. Diferentes ciudades en el mundo empiezan a actuar en este sentido como lo es en Wellington, Nueva Zelanda, Oslo, Noruega o en Singapur. ¿Pero qué sucede con el resto del mundo?

El objetivo de esta investigación es crear una “Guía” que defina una estrategia colectiva con pensamiento biofílico en diferentes situaciones. La GUÍA DE REFERENCIA PARA LA RE_NATURALIZACIÓN DE LOS ESPACIOS no pretende ser un ejemplo, si no una guía de actuación ciudadana, propuesta al dialogo y a la colaboración.

La ciudad de Nueva York nos servirá de ejemplo a través del estudio de casos existentes, del análisis de su metodología de actuación y de sus programas públicos. Que nos permita desarrollar una herramienta de actuación de libre acceso y de transformar nosotros mismos el espacio que habitamos.


[1]El término “biofilia” es utilizado por la Universidad de Harvard para definir el grado en que los seres humanos están conectados con la naturaleza y con otras formas de vida.

[2]Timothy Beatley, autor del libro “Ciudades Biofílicas: Integración de la Naturaleza en el Diseño y Planificación Urbana”

[3]PlaNYC www.nyc.gov/planyc

Ciudades Biofílicas

J. Giovani Acevedo Alemán

Arquitecto
E.T.S.A - Vallès - UPC
BARCELONA | ESPAÑA