arrow-circle-down arrow-circle-left arrow-circle-up arrow-down arrow-left arrow-line-right arrow-right arrow-up ballon close facebook filter glass lock menu phone play point q question search target twitter
Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar
X
  • Casa 02: Madrid

    MADRID
  • Casa 02: Madrid

    MADRID
  • Casa 02: Madrid

    MADRID
  • Casa 02: Madrid

    MADRID

Un volumen diáfano, una topografía que intenta reconsiderar el espacio doméstico al convertirlo en un valle donde se relocalizan los usos.

El local objeto del proyecto era un taller de carpintería que llevaba años cerrado.

El cliente proponía una serie de condicionantes de partida que podríamos resumir en tres puntos:

01-un espacio de silencio, minimizando al máximo la interferencia del exterior en el espacio interno.

02-un espacio de blanco, indiferenciado cromáticamente donde disponer los fogonazos de naranja.

03-un espacio abierto e inundado en lo posible de luz, y un espacio diferenciado para trabajar.

Surge un volumen diáfano, una topografía que trata de reconsiderar el espacio doméstico al convertirlo en un valle donde se relocalizan los usos dependiendo de su cota a suelo, y tratando de garantizar las distancias visuales máximas sin interrupciones.

Los espacios se van construyendo como islas.

El acceso principal se propone por la calle, tras un cierre translúcido para dotar a la zona de acceso y cocina de la máxima luz cuando la vivienda esté ocupada y el máximo de privacidad dado su condición de planta baja.

Tras el acceso, a la derecha queda la cocina abierta, una isla en el espacio de la nueva vivienda.

A la izquierda del acceso queda el aseo, otra isla de vidrio al ácido.

El espacio diáfano se desenvuelve detrás de estos dos elementos, una topografía que asciende hasta alcanzar el dormitorio, una atalaya con vistas a un jardín. La bañera es una piscina en ese valle, un círculo que se puede cerrar por completo con una cortina.

El dormitorio, en lo alto, se puede cerrar o abrir por completo. Así el dormitorio cerrado es un reposo en forma de caja de madera, y abierto, un sinfín de posibilidades de visualización de los diferentes espacios que componen la vivienda.

La zona de estar queda a 1 metro bajo el dormitorio, un espacio recogido.

Todo el espacio se recorre con una franja de luz natural-artificial. El valle finaliza en una mesa para comer, leer, dibujar al sol.

Desde este espacio se accede al jardín en el patio. El estudio se sitúa ahí donde volver a recorrer con la vista, el espacio vivido.

Galería realización

Participaciones en arquia / próxima

III Edición 2010-2011
II Edición 2008-2009
I Edición 2006-2007