arrow-circle-down arrow-circle-left arrow-circle-up arrow-down arrow-left arrow-line-right arrow-right arrow-up ballon close facebook filter glass lock menu phone play point q question search target twitter
Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información Aceptar
X

Una habitación con vistas

El Fuerte del Mazo –también conocido como Fuerte de Napoleón- es una fortificación realizada en 1813 por las tropas napoleónicas. Forma parte de un amplio conjunto defensivo, desplegado sobre el Monte Buciero, cuya función era proteger la plaza de Santoña, la bahía y las marismas de posibles ataques ingleses y españoles.

 

Las decisiones de proyecto están vinculadas a tres puntos clave:

 

-La existencia de un discurso museológico y un proyecto museográfico que determina el uso del conjunto como Museo de Sitio del Monte Buciero.

-La condición de patrimonio histórico del conjunto.

-La necesidad de constituir un nexo de unión entre el nuevo uso proyectado y el entendimiento del ámbito histórico.

 

Se ha puesto especial atención en la recuperación de los valores originales de los edificios, eliminando antiguos intentos de reconstrucción de dudosa autenticidad, así como la presencia materiales y partes añadidas que, lejos de poner en valor los edificios, desvirtúan el carácter original de la fortaleza.

 

Sobre estas bases, se proponen intervenciones no invasivas destinadas a dotar al conjunto de instalaciones acordes con los criterios actuales de confort y accesibilidad.

Con el objetivo simultáneo de organizar los recorridos exteriores del futuro Museo de Sitio, de enmarcar visualmente las impresionantes vistas de la bahía, las marismas y la ciudad de Santoña, y de ofrecer una coronación adecuada y reconocible al monte sobre el que se sitúa el conjunto, se propone desplegar una serie de estructuras textiles ligeras sobre la plataforma fortificada.

 

Estas estructuras multiuso, cuya colocación supone un impacto nulo sobre el conjunto patrimonial, sirven como soportes de contenido museográfico y elementos de articulación del recorrido expositivo. Asimismo, se emplean como herramientas visuales, destinadas a focalizar la atención del visitante sobre determinadas vistas o hitos del entorno natural y humano en el que se ubica el Fuerte del Mazo, de tal manera que la relación del Fuerte con su entorno inmediato constituya la espina dorsal de la propuesta de contenidos del Museo.

Participaciones en arquia / próxima

IV Edición 2012-2013 [Catalogada]